MINUTOUNO.COM te da algunas claves para agilizar tu lectura y ampliar la comprensión. Entrevista al Dr. Horacio Krell fundador de ILVEM


 La lectura veloz es un tipo de gimnasia mental que no sólo permite comprender más rápido los mensajes escritos, sino que además es un excelente entrenamiento que amplía el campo intelectual de las personas.



El Dr. Horacio Krell es un especialista en el tema y asegura que “se trata de generar un nuevo tipo de conexión entre los dos hemisferios cerebrales, para proyectar una especie de película cerebral con lo que se lee y aprovechar acabadamente el campo mental de cada persona”. 

Para que quede claro sería  algo así, cuando leemos tal como aprendimos en la escuela seguimos tres pasos ineludibles. Primero visualizamos la información que recibimos a través de sílabas sueltas, luego fonetizamos pasando a palabras los mensajes, y por último integramos lo que leímos a nuestro campo cognitivo.



En cambio, los métodos que favorecen la lectura veloz integran estos tres momentos en uno solo, imponiendo una visualización global de la información a través de la percepción de palabras y frases enteras. Veamos un ejemplo para comprender:

 

Intenta leer la mayor cantidad de letras sin sacar la vista del punto:

• 

MRLDORWQMOKTETYZ



Ahora trata de leer la mayor cantidad de palabras sin sacar la vista del punto:

• 

ESTUDIO CARA MODA LEYES


Y por último prueba con esta frase sin sacar la vista del punto:

• 

LA GUERRA DEL GOLFO

 

Se ve claramente que cuanto más fragmentada es la información que percibimos, más acotada y lenta es la comprensión. “La lectura - dice el Dr. Krell - está condicionada por la memoria, porque debemos remitirnos siempre a conocimientos previos que tenemos, por eso para una lectura comprensiva es fundamental que el lector esté entrenado en este matrimonio indisoluble que forman lectura y memoria, porque para ganar velocidad debe anticipar lo se que va a leer, y para eso necesita apelar a la información previa que trae”.

Durante la lectura lenta el cerebro ocupa sólo el 10% de su capacidad, y mientras tanto la parte inactiva nos distare disparando ideas parasitarias que nos hacen pensar en otra cosa. “El que lee lentamente -dice el Dr Krell- es igual a un conductor que maneja su auto muy despacio, y puede cometer un error muy fácilmente porque divide su atención entre muchos estímulos, tal vez va escuchando la radio, o fumando”.

Pero, si perseguimos otro objetivo y nos enfocamos, la mente se ajusta a nuestras necesidades. “Quien maneja un auto a alta velocidad - continúa el Dr. Krell- no puede distraerse ni un segundo, su mente se dirige en un 100% a la actividad que está realizando, lo mismo pasa con el que lee rápido”. Cuando se usa el 90% de la concentración cerebral, el espacio de distracción se achica, porque la mente no está generando otras ideas que nos obligan a cortar la lectura.

Las funciones vocales y auditivas que ponemos a la lectura requieren una excesiva coordinación del cerebro y limitan el tiempo de lectura, porque está probado que no se pueden hablar o escuchar más de 100 palabras por minuto.

El secreto es dejar de fonetizar la lectura y en dejar de reaccionar ante los sucesos para favorecer una amplia concentración. Hay algunas técnicas que pueden ayudar a empezar con esta metodología:

1) Seguí el dedo como si fuera un puntero para marcar el ritmo de lectura. La idea es subrayar con el dedo cada línea de margen a margen. Así vas a lograr darle a tus ojos un enfoque definido evitando regresiones y relecturas innecesarias.

2) Para adquirir mayor velocidad, tienes que agarrar un libro subrayando con el dedo pero mucho más velozmente que en el consejo anterior. No importa si no llegas a leer todas las palabras por donde pasaste el dedo. Si llegas a leer todas las palabras, acelera la velocidad del dedo, porque lo importante de este ejercicio es que aprendas a captar las palabras y aceleres la percepción.

3) Otra opción, una vez adquirido cierto training en la lectura veloz, es leer haciendo movimientos de la mano en S sobre el texto. Esta técnica se usa para simulacros de lectura, repasos y análisis previos. La mano define la zona por la que deben pasar tus ojos, una especie de planificación previa de la lectura que estás por encarar.

 

 *El Dr. Horacio Krell dirige a ILVEM , una institución dedicada al  desarrollo de la mente.




print.gif  friend.gif  

Escribir un comentario

  
Banderas Países
Bullet Contáctenos linea

Haz tu consulta!
Completa el formulario y te
responderemos a la brevedad!


Muchas Gracias!

ó llámanos al
449-3546 / 717-6330
Bullet Redes Sociales linea
iconos redes sociales


Direcciones:

Sede Central Miraflores: Avda. Benavides N° 1997
Telfs: 449-3546/717-6330


Sede Ciudad de Trujillo:Mz "Y"
Lote 21 3era Etapa - Urb. La Merced
Telf: 044-284-889
contactos@ilvem.com.pe

Powered by Eurofull Mendoza